Archivo | Uncategorized RSS feed for this section

Viajar al Cusco con niños (2)

17 Abr
20140805_084103

Cabañita en el Amaru Valle Hotel

Al día siguiente de pasear por la ciudad y hacer el City Tour partimos para Urubamba con la idea de sacar a nuestros pequeños de la ciudad donde sus ojos descansaran del gris y sus oidos del ruido de la ciudad. Decidimos ir por nuestra cuenta a hacer las visitas al VALLE SAGRADO; un tour normalmente incluye visitas a Pisac, Urubamba y Ollantaytambo en un sólo día partiendo desde Cusco y terminando en Cusco. Nosotros partimos del Cusco desde la calle Pavitos: tomamos un taxi para ir cómodos con los pequeños y para que el viaje fuera un poco más corto (existe la posibilidad más económica de tomar una combi pero preferimos pagar más pero ir más comodos). El bizcocho dormito parte del viaje y el resto miro por la ventana llenándose los ojos de los verdes cerros y del cielo azul, avisando cada vez que veía una vaca, un caballo o un asno y evidentemente preguntando cada cierto tiempo si ya llegábamos.

Al llegar a URUBAMBA nos hospedamos en el Amaru Valle Hotel que aunque no tenía la mejor atención tenia bellas, cómodas y bien cuidadas instalaciones con una vista espectacular. Mis hijos disfrutaron del espacio, de las flores que habían por todos lados, del cielo extremadamente azul (en nuestra Lima panza de burro, como la llama Alejandro Sanz, el cielo mayoritariamente es gris por lo que el cielo es un privilegio) , de las montañas a lo lejos. Las habitaciones del hotel estaban organizadas en pequeñas cabañas independientes unas de otras y bastante espaciosas. Los chicos corrieron por todos lados y descansaron un poco del viaje. Sigue leyendo

Imagen

Creciendo

20 Ene

Creciendo

La princesa ya tiene 4 años y el bizcocho 10 meses. Hoy los llevamos a jugar y por primera vez el bebe se subió a un carrito, se subió con su hermana y puso cara de asombro pero no lloro y hasta llego a reír. Ella no lo recuerda pero nunca aguanto que esos carritos se movieran, recién cuando cumplió tres pudo hacerlo pero él fue todo un valiente porque la tenia al lado y ella amo estar con él. La felicidad fue ese momento en que los dos reían, en que jugaban, en que ella vivía esa experiencia de hermanita mayor y el se sentía contento a su lado. Quiero guardar este sentimiento en mi corazón y recordarlo, ella esta cada vez mas grandecita y el cada vez menos bebe, a veces uno desea que crezcan rápido pero en realidad siempre extrañaremos tenerlos en brazos, chiquitos y con esos ojazos amorosos. Están creciendo y no puedo detenerlo ni acelerarlo solo estar allí: orgullosa de cada logro, expectante mientras su infancia de escurre entre mis dedos.

Yo también estoy creciendo, no soy perfecta pero estoy haciendo las cosas mejor e incluso ya tengo valor para hacer cosas que hace un año ni me hubiera atrevido.

GRACIAS DIOS POR ESTOS LINDOS HIJOS MÍOS Y POR ESTA MISIÓN QUE ES SER SU MAMI.

Mami te digo algo

19 Ene

Quizás he debido contar las veces en que mi princesa dice “mami te digo algo” pues así tendría alguna idea de la cantidad de anécdotas, historias o datos que mi princesa me ha ido contando durante este año.

A veces me ha contado cosas que le sucedieron en el colegio, otras veces cosas que le han contado sus amiguitos, otras me ha reseñado capítulos enteros de algún dibujo animado o de algún cuentito que hemos leído o le han leido. Nunca puedo saber si detrás de ese “mami te digo algo” hay una revelación acerca de algún descubrimiento o la creación de algo único que su mentecita ha ido elaborando  o quizás solo algo muy banal o repetitivo.

Lo mas difícil es cuando la frase surge cuando estoy ocupada o apurada y definitivamente no puedo detenerme a escuchar su historia entonces cuento hasta cinco dentro de mi y le digo “dime hijita” , la escucho y trato de no desesperar  porque se que aunque me cuente la cosa mas banal del mundo lo único que ella quiere es mi atención.

Tengo que recordar que mas que comida, ropa y cuidado físico mi princesa requiere una verdadera mamá que la escuche y se emocione con cada cosa que su mente va a elaborando que la haga sentir importante y amada.

La princesa y la muerte

29 Nov

La princesa esta preocupada por la muerte.

Ayer me dijo: “Mami si tu te mueres Jesús me enviara otra mami??”

Yo pensé rápidamente que decirle que se quedaría sin mamá era muy triste así que dije: “supongo que si pero no te preocupes por eso ahora.”

Y ella replicó: ” pero yo no quiero otra mami yo te quiero mucho  a ti”

Me quede sin palabras y la abrace diciéndole que la quería y que no se preocupara por eso ahora.

La verdad mi mayor problema es que yo no creo que uno deba mentirle a los niños. Si yo le digo a mi hija que no voy a morir y mañana me atropella un carro y muero o simplemente me da un paro cardíaco o que se yo, mi hija no solo deberá sufrir por no tenerme a su lado sino que también se cuestionara todo lo que yo le he dicho  así que siempre le hablo con la verdad y la verdad es que algún día me moriré.

Tengo claro que no mentiré a mi hija sobre esto: la muerte es parte de la vida y sucederá tarde o temprano, saber que sucederá creo que lo hará menos doloroso aunque no evita que a mi me sobrecoja cuando ella me dice que moriré o que alguien que amo morirá.

La tragedia de los hijos enfermos o mejor dicho la tragedia de dar medicamentos a los niños

1 Nov

Una de las cosas mas terribles para una madre es tener a tu hijo enfermo!!  tan solo una resfriado o ver a tu enano con su cara de desanimo rompe el corazón pero sucede, no importa cuan cuidadosa seas siempre hay algún bichito o germen por allí y zas atrapa a tus hijos.

La tragedia multiplicada por dos

La semana pasada he tenido a la princesa y al bizcocho con gripe, una gripe fea muy fea que tumbo a la princesa con fiebre muy alta y tenia ultra fastidiado al bizcocho (mientras trataba de atenderlos me preguntaba cómo hacen las madres que tienen tres o mas hijos, cómo hicieron nuestras madres? si con un par de hijos enfermos pareciera que faltan manos)

Yo le tengo miedo a la automedicación (en Perú es bien fácil ir a una farmacia o bótica, decir “me duele aquí” y un amable boticario con sueños de doctor te dirá tomate esto y aquello e incluso te inyectara alguna cosa) y la verdad cuando mis hijos están malitos rompo mi chanchito (alcancía) y los llevo al pediatra para que él me diga que hacer con ellos y claro dependiendo de que tienen les pueden recetar una recatafila de medicamentos que por muy pediátricos que sean saben a puaj!!

El problema de dar las medicinas 

Como casi siempre las medicinas saben a puaj!! y el discurso de “son para tu bien” difícilmente convence a un niño de tres años ni que decirles de a un bebe, entonces hay que llenarse PACIENCIA, de mucha mucha PACIENCIA!!

Para mi el mejor invento que han hecho los laboratorios es el vaso para dar la medicina porque eso de andar con la cucharita era una tontera, recuerdo que siempre terminaba derramándose algo, mi madre se iba para volver a medir todo y luego volvía al ataque era una cosa complicada, en cambio ahora con el vasito yo me paro frente a la princesa y le digo “hora de la medicina toma esto” ella me mira, pregunta que es y comienza a conversar, a argumentar y a dar todas las largas que se pueda (yo siempre creo que ella pretende cansarme para no tomar la medicina y a veces esta a punto de lograrlo) al final es posible convencerla porque con sus tres años y medio ya entiende bastantes cosas de la vida y ya sabe como es esto de las enfermedades.

Yo creo que respecto al asunto de dar medicinas a los niños hay  tres complicaciones

1. El sabor, no importa lo que hagan la mayoría de las medicinas saben puaj!!

2. El dispensador de la medicina, para los niños pequeños no existen las pastillas únicamente los jarabes y las gotas pero no siempre tu doctor te recetara según el dispensador que viene en la cajita de la medicina y allí comienzan los problemas. Me ha pasado que me recetan en mililitros y el frasquito trae una cucharita  o me recetan en gotitas y el frasquito no tiene gotero o me recetan en cucharitas y el frasquito tiene vasito y al principio corría en circulo sin saber que hacer pero a estas alturas ya tengo de todos los dispensadores y medidores especialmente los de los mililitros que son esenciales.

3. La actitud del niño y mientras mas grande es mas difícil porque cuando son chicos tu ves como pones el medicamento en la boca del niño pero cuanto mas grandes mas dominio de si mismos tienen y necesitas convencerlos y uno se cansa!!!

Las cosas feas: Inyecciones y Nebulizaciones

No son agradables pero a veces tienen que hacerse. Es importante que TU no manifiestes miedo ni uses estas cosas como amenaza (olvídate de decir: si te portas mal te pondrán inyección), tampoco vas a mentirle a tu hijo diciéndole que no duele porque vamos CLARO que duele pero es un ratito y dependiendo de la actitud (aunque también de la habilidad de quien pone la inyección) es casi nada. CONTRÓLATE, tu eres el adulto y aunque lo mas seguro es que a ti te duele tan solo la idea de que inyecten a tu pequeñin ni modo.

Otra cosa importante es que tu seas quien sujete a tu hijo porque en muchos servicios de emergencia aparecen tres enfermeras grandes para agarrar al niño y realizar el procedimiento lo cual puede resultar traumante para el niño.

En el caso de las nebulizaciones ni siquiera dejo que le pongan la mascarita, yo misma lo hago y yo misma abrazo a mis hijos mientras dura el asunto, amenizo el tema con canciones, cuentitos o jueguitos de su interes y el asunto pasa. A mis dos hijos los han nebulizado y el bizcocho no ha llorado ni una sola vez.

En el caso de las inyecciones ya sabemos que si son mal puestas tantas cosas pueden pasar así que allí si mi esposo y yo hemos sujetado fuerte a la nena mientras la enfermera hace lo suyo. Mi hija le teme igual a las inyecciones porque le han dolido pero que hacemos a veces no hay de otra.

El secreto de todo: Paciencia

No importa lo que suceda hay que ser paciente y mantener la calma. El niño necesita que uno este calmada y que no se rinda ante la enfermedad, el niño necesita que uno lo engría un poco (recuerdas a tu mami haciendo la sopita de pollo?) y confiar en el pediatra. Es difícil lo del pediatra porque a veces una va de uno en otro y nunca siente confianza nunca siente que los cartones de la pared son suficientes para cuidar de la salud de tu pequeño pero definitivamente ellos son doctores y nosotros no.

 

La granja

31 Oct

Es el mes de los animales en el cole y han hablado de distintos animales: una semana fueron los animales de la selva, otra los animales de la granja y los productos que nos dan, otra las mascotitas y como parte de este trabajo llevaron a la princesa con todos sus compañeritos a  la granja. Dicho sea de paso que me encanta la manera en que la hacen vivenciar las cosas que van trabajando porque las cosas no se quedan en el papel sino que se vuelven concretas.

La princesa regreso muy contenta porque había acariciado a los pollitos con dos deditos (porque son delicaditos), se había subido a na carretita tirada por un burrito, había dado de comer a los pollitos (y su amiguita Camila le había prestado maíz cuando se le acabo el que ella tenia), acarició al conejito marrón porque el blanco no se dejaba porque según contó parecía que tenia algo de miedo.

Me dijo que sus amiguitos le dieron de comer a la vaca pero que ella no había querido darle porque le dio un poco de miedo su boca taaan grande y que la vaca se llamaba Reyna luego me dijo:

“mami podemos tener una vaca que se llame Reyna?”

Yo casi me desmayo, tuve una visión de una vaca con sus manchas blancas y negras comiendo pasto en medio de mi sala y no se porque solo pensaba en el poco espacio que quedaría para andar si la trajéramos, pensamientos absurdos que rondan la mente de una a veces.

Source: google.co.uk via Maxine on Pinterest

 

Y respondí: “hijita, si no podemos tener perrito menos vaca.”

La princesa me miro con sonrisa picara y dijo: “no pues mami, una vaca de juguete que se llame Reyna, una vaca de verdad es muy grande”

Yo me sentí realmente tontina.

Diente de Bizcocho

30 Oct

Cuando el Bizcocho cumplió cinco meses me andaba preguntando porque seguía tan desdentado, después de todo su hermana había tenido su primer diente a los cinco meses exactamente  pero nada  me seguía regalando sonrisas desdentadas.

Hasta que un día casi entrando a los seis meses zas! apareció el primer diente en la parte de abajo de su boca un diente lindo y chiquitín que como lo hizo sufrir. Es que esto de la salida de dientes es medio fastidioso el bebe babea un montón y comienza a meterse cosas a la boca para rascarse las encías porque le fastidian y aunque venden juguetitos especiales para que se los ofrezcas en estos trances igual el bebe quizas prefiera coger la mantita o el borde de su manguita o quizás su mismo babero para rascarse su boquita.

En mi experiencia para estos trances uno debe:

1. Tener mucha paciencia porque el bebe se pone algo irritable (y digo algo porque depende de cada bebe hay desde los que solo andan fastidiados hasta aquellos que lloran y lloran y hasta fiebre les da y hay que darles antipirético para que pasen el mal momento)

2. Tener a la mano algo para que chupen, es importante recordar que sea algo que el bebe pueda manejar (ni muy grande ni muy chico) hay pues esos que se refrigeran para que estén fresquitos  aunque quizás el bebe prefiera esos juguetes que tiene cintitas y cosas con texturas.

 

Si eres muy afanosa tu misma le puedes hacer el juguete al bebe con el patrón que hay en este link, yo tengo muchas ganas de hacer algo así pero el tiempo siempre me gana.

3. Muchos baberos porque el bebe babeara un montón y no quieres que ande mojándose el pechito y la ropa.

El bizcocho estuvo fastidiado pero orgulloso de su primer diente tanto que hasta abría la boca y se reía cuando yo decía miren tiene su primer diente. Lo mas gracioso es que al día siguiente le salió el segundo diente y ahora anda con sus dos diente inferiores.

Lo malo de todo esto es que tiene una mandibula muy muy fuerte y cuando muerde algo ayyyy!!! que dolor  incluso llega a dejar marca de sus dos dientes en las cosas que muerde no se porque tiene ese afán mordedor que la princesa nunca tuvo.Hoy con 7 meses sigue con dos dientes.el bebe mas bello del mundo!!

En cuanto a la lactancia, cuando recién salieron los dientes a veces me daba unos mordiscones que me hacían doler pero ya nos hemos adaptado, ya no muerde el pecho salvo que se acabe la leche y entonces ya se que debo cambiarlo de lado.