Archivo | Niños 5 años RSS feed for this section

Viajar al Cusco con niños (2)

17 Abr
20140805_084103

Cabañita en el Amaru Valle Hotel

Al día siguiente de pasear por la ciudad y hacer el City Tour partimos para Urubamba con la idea de sacar a nuestros pequeños de la ciudad donde sus ojos descansaran del gris y sus oidos del ruido de la ciudad. Decidimos ir por nuestra cuenta a hacer las visitas al VALLE SAGRADO; un tour normalmente incluye visitas a Pisac, Urubamba y Ollantaytambo en un sólo día partiendo desde Cusco y terminando en Cusco. Nosotros partimos del Cusco desde la calle Pavitos: tomamos un taxi para ir cómodos con los pequeños y para que el viaje fuera un poco más corto (existe la posibilidad más económica de tomar una combi pero preferimos pagar más pero ir más comodos). El bizcocho dormito parte del viaje y el resto miro por la ventana llenándose los ojos de los verdes cerros y del cielo azul, avisando cada vez que veía una vaca, un caballo o un asno y evidentemente preguntando cada cierto tiempo si ya llegábamos.

Al llegar a URUBAMBA nos hospedamos en el Amaru Valle Hotel que aunque no tenía la mejor atención tenia bellas, cómodas y bien cuidadas instalaciones con una vista espectacular. Mis hijos disfrutaron del espacio, de las flores que habían por todos lados, del cielo extremadamente azul (en nuestra Lima panza de burro, como la llama Alejandro Sanz, el cielo mayoritariamente es gris por lo que el cielo es un privilegio) , de las montañas a lo lejos. Las habitaciones del hotel estaban organizadas en pequeñas cabañas independientes unas de otras y bastante espaciosas. Los chicos corrieron por todos lados y descansaron un poco del viaje. Sigue leyendo

Viajar al Cusco con niños (1)

2 Sep

20140802_134432

Sinceramente tenía mucho miedo de viajar con mis hijos:  ella de cinco años y el de dos años y medio. Le di mil vueltas y baraje los lugares con cuidado según mis amistades con hijos el mejor destino es la playa pues los niños pequeños la adoran pero ni mi esposo ni yo somos gente del mar así que elegí el lugar que mas me gusta en mi pais: CUSCO.

Si tienes niños de la edad de los míos sabrás que una niña de cinco años es bastante guerrera puede caminar y trepar cuando la curiosidad la pica pero también esta un poco pegoteada a algunos implementos electrónicos lo que les dificulta apreciar el cielo azul y la belleza serena de un lugar tan maravilloso y mágico como el CUSCO.

Un niño de dos años es un huracán de energía para correr lejos de ti en cualquier oportunidad en que su curiosidad lo mande pero a la vez se cansa de caminar ciertas distancias y tiene una alta probabilidad de pedirte que lo cargues lo cual hace que tu trabajo sea mas arduo en lugares como el CUSCO donde debes caminar y subir alturas y por ende no puedes andar con coches ni aditamentos con ruedas.

Tips:

HOTELES: Elige hoteles cercanos a la plaza de armas pero prefiere aquellos que no se encuentren en las alturas pues terminaras perdiendo el aire mientras subes estas cuestas de regreso al hotel al final del día. De no ser posible, escoge los hoteles modernos que se encuentran algo alejados de la plaza pero a los que puedes llegar sin dificultad con un taxi (los taxis te cobran 3 o 4 soles por cualquier distancia en la ciudad) Sigue leyendo

Entre Tutús

26 Ago

La princesa tiene cuatro tutus: una rosa, uno fucsia, uno morado y uno verde con rojo.

Comenzamos con el ballet a los tres años y lo hemos ido llevando y dejando pero en el camino lo que más ha crecido ha sido el amor por los tutus. Si vamos a una tienda de tutus la princesa no sabe que elegir entre tantas opciones y se siente tan limitada por el hecho de solo poder comprar uno: el de estrellas, el rosa, el que tiene doble vuelo, el que tiene triple vuelo, el de color chillon, el de color suave y así señala todos y terminamos eligiendo uno.

De los tutus hemos pasado al gusto (casi obsesión ) por las faldas porque ella solo quiere ponerse faldas. Nunca se me habría ocurrido que el amor por la faldas podría venir del amor a los tutus. Yo nunca he sido de usar falda sera que no use los suficientes tutus en mi infancia????

El bizcocho tiene muchos tutus: esta el rayo McQueen, Mate, varios hot wheels, algunos camiones y otros de diversos colores y tamaños.

El bizcocho sabe que son carros o autitos pero insiste en decirles tutus. Cuando le digo que traiga sus carritos para jugar va corriendo y los trae pero si lo ve carros por la calle alborozado gritará: “mira mama, tutu!!”.

No tengo animos  de corregirlo, llamo a las cosas por su nombre porque sé que es importante para su desarrollo que yo le dé el nombre correcto a las cosas pero en el fondo tengo sentimientos encontrados: tengo pena de que un día mi pequeño diga: “vamos en auto mamá!!!”  porque significará que los tutus salgan de nuestras vidas y que ya es un niño grande.

La vida de una madre es así: enorme alegría y orgullo por cada paso adelante pero tristeza porque cada paso implica perder al bebe y darle la bienvenida al niño.