Archivo | Niños 3 años RSS feed for this section

ese agotamiento al final del día (y al principio y al medio también)

22 May

Al principio del día esta esa correteadera para que la princesa este lista para ir al cole; a la mitad del día esta la correteadera para que almuerce el Bizcocho (es todo un tema dar el almuerzo solido a un bebe), ir a recoger a la princesa al cole y que ella almuerce y al final del día todo lo que hay que hacer para que ambos niños se duerman.

Cuando por fin termina el día para mis hijos lo único que yo quiero es acostarme un rato para descansar, por lo general me duele la espalda y el brazo por haber tenido que cargar los casi nueve kilos del Bizcocho pero a veces si he sabido gestionar bien el corralito, el coche y la cuna no hay dolor pero si profundo agotamiento.

A veces sin querer me he quedado dormida y cuando mi marido ha llegado me ha despertado para cenar, a veces tengo la sensación que al llegar a mi casa, campo de batalla infantil durante el día, y encontrar a todos dormidos y en silencio él podría pensar que la vida es color de rosa y que esto de cuidar a los críos es un caramelito de limón.

Nota: redactado cuando la princesa tenía 3 años y el bizcocho 8 meses.

Anuncios

La mayonesa en mis papas

21 May

A la princesa le gusta mucho la mayonesa.

La probo por primera vez cuando ya tenía mas de tres años. El tema es que si pudiera se la comería con cucharita y es evidente que no se puede andar comiendo mayonesa como plato principal por lo cual trato de limitar mucho el consumo de dicho manjar.El otro día estaba cenando pollo a la brasa en casa mientras mis niños ya dormían y me fije en la cantidad de ajicito que había en mis papas y en la cantidad de mayonesa que tenian las papas de mi esposo dándome cuenta que la manzana no puede caer lejos del árbol y que hasta cierto punto estaba siendo incongruente con la mesura que le solicitaba a mi pequeña hija en comparación la que no demostraba respecto a mis propias papas.

El resultado es que para ser congruentes he limitado un poco mi propio consumo y he bajado un poco mi estres respecto al consumo de ella. Después de todo dicen que lo prohibido es mas deseado así que prefiero que coma conmigo con mesura a que un día a escondidas se sirva un plato de mayones y lo alrmuerce.

Mami te digo algo

19 Ene

Quizás he debido contar las veces en que mi princesa dice “mami te digo algo” pues así tendría alguna idea de la cantidad de anécdotas, historias o datos que mi princesa me ha ido contando durante este año.

A veces me ha contado cosas que le sucedieron en el colegio, otras veces cosas que le han contado sus amiguitos, otras me ha reseñado capítulos enteros de algún dibujo animado o de algún cuentito que hemos leído o le han leido. Nunca puedo saber si detrás de ese “mami te digo algo” hay una revelación acerca de algún descubrimiento o la creación de algo único que su mentecita ha ido elaborando  o quizás solo algo muy banal o repetitivo.

Lo mas difícil es cuando la frase surge cuando estoy ocupada o apurada y definitivamente no puedo detenerme a escuchar su historia entonces cuento hasta cinco dentro de mi y le digo “dime hijita” , la escucho y trato de no desesperar  porque se que aunque me cuente la cosa mas banal del mundo lo único que ella quiere es mi atención.

Tengo que recordar que mas que comida, ropa y cuidado físico mi princesa requiere una verdadera mamá que la escuche y se emocione con cada cosa que su mente va a elaborando que la haga sentir importante y amada.

Esas rutinas bonitas

3 Dic

Todos los días al culminar nuestra agitada vida la princesa, el bizcocho y yo nos sentamos en la cama de la princesa bien empijamados y leemos un cuento. La princesa siempre se demora un montón en decidir cual cuento quiere que le lea y eso me exaspera un poco porque suelo estar bastante cansada a esa hora y no tengo ganas de indecisiones pero cuando lo veo en retrospectiva es tan linda mi hija sentada al pie de su librero diciendo con su linda vocesita “no se cual elegir mami”.

El bizcocho la mitad de las veces quiere alcanzar las hojas del libro y darles una probadita (todo quiere probarlo con la boca) y la otra mitad se queda dormido mientras yo hago malabares para leer el libro y a su vez mostrar las ilustraciones a mi hija.

Cuando terminamos el cuento, apago las luces, le doy un beso de buenas noches a la princesa y ella siempre me pide que le cante. Yo siempre siento algo muy bonito dentro de mi cuando ella me pide esto.

HOy he caído en cuenta de que mi peque;a  esta a mes y medio de cumplir cuatro a;os es increible como pasa el tiempo.

La Princesa escribe su nombre

26 Nov
Daniela

La princesa 3 años 10 meses(25Nov2012)

Parecía un tardecita común dominguera. Escribió con crayola rosa, su color favorito a parte del amarillo y el morado. Escribió con mucha seguridad hasta Dani pero dudo un poco en La. La D todavía parece una bola pero sabemos que es una D porque fue la primera letra que reconoció desde los dos años.La princesa le dice “mi letra” y a veces llgo a cansarme de que me diga por la calle “mami, mami, mira alli esta mi letra!!” Las primeras veces siempre son emocionantes. Desde hace algún tiempo mi princesa tenia toda la curiosidad acerca de su nombre y como se escribe pero nunca le habíamos incitado a escribirlo porque todavía no tiene ni 4 años, sin embargo hoy ella nos dijo que podía escribir su nombre y lo hizo, su papá y yo hemos aplaudido emocionados!!