Archivo | septiembre, 2014

Viajar al Cusco con niños (1)

2 Sep

20140802_134432

Sinceramente tenía mucho miedo de viajar con mis hijos:  ella de cinco años y el de dos años y medio. Le di mil vueltas y baraje los lugares con cuidado según mis amistades con hijos el mejor destino es la playa pues los niños pequeños la adoran pero ni mi esposo ni yo somos gente del mar así que elegí el lugar que mas me gusta en mi pais: CUSCO.

Si tienes niños de la edad de los míos sabrás que una niña de cinco años es bastante guerrera puede caminar y trepar cuando la curiosidad la pica pero también esta un poco pegoteada a algunos implementos electrónicos lo que les dificulta apreciar el cielo azul y la belleza serena de un lugar tan maravilloso y mágico como el CUSCO.

Un niño de dos años es un huracán de energía para correr lejos de ti en cualquier oportunidad en que su curiosidad lo mande pero a la vez se cansa de caminar ciertas distancias y tiene una alta probabilidad de pedirte que lo cargues lo cual hace que tu trabajo sea mas arduo en lugares como el CUSCO donde debes caminar y subir alturas y por ende no puedes andar con coches ni aditamentos con ruedas.

Tips:

HOTELES: Elige hoteles cercanos a la plaza de armas pero prefiere aquellos que no se encuentren en las alturas pues terminaras perdiendo el aire mientras subes estas cuestas de regreso al hotel al final del día. De no ser posible, escoge los hoteles modernos que se encuentran algo alejados de la plaza pero a los que puedes llegar sin dificultad con un taxi (los taxis te cobran 3 o 4 soles por cualquier distancia en la ciudad) Sigue leyendo

Anuncios

Plato, pato, platano

2 Sep

La vida con un niño de dos años y medio es una explosión constante de palabras.Mi hijo habla tanto tanto y a veces dice frases extensas llenas de emociones e información pero otras veces dice cosas totalmente ininteligibles para un adulto entrenado en el idioma español. Lo mas desesperante de estos momentos de problemas de comunicación es como el bizcocho repite su frase, totalmente idéntica en cada repetición, para ayudarme a entenderlo siendo totalmente consciente de que tenemos un problema para entendernos y sin desanimarse.

He ido desarrollando un diccionario paralelo a mi diccionario del español regular para poder entender algunas palabras que todavía no son totalmente claras en su vocabulario sin que ello implique que yo repita esas palabras mal dichas pues no pretendo reforzarlas.

A mi pequeño podrás oírle decir en forma constante y repetitiva “plato plato” pero no habla de los objetos para poner la comida se refiere al plátano que es su fruta preferida a veces cuando habla con otras persona se lleva momentos frustrantes en que le hablan de patos y de platos mientras el solo quiere un plátano.

Ser madre de un niño de esta edad implica tener mucha paciencia pero también poner mucha atención a las palabras del niño poner atención a lo que nos dice y no reírnos de sus nuevas palabras o de sus medias palabras (aunque nos hagan mucha gracia) debemos tomar en serio su crecimiento y su avance y felicitarlo.