Archivo | mayo, 2014

¿Pan comido?

23 May

El otro día estaba en la sala de espera del pediatra mirando con un ojo a la princesa y con el otro al bizcocho  y entable conversación con la  mamá que estaba sentada a mi lado.  Resulta que tenia un hijo de la misma edad que el bizcocho y que comía: pollo, pavo, papa, alcachofa, zapallo, platano, pera y un largo etc, ademas era un impaciente que se molestaba cuando su madre se demoraba en servirle el platito de comida y yo me senti taaaaaaan mal!!!!

El bizcocho tiene siete meses y medio por lo cual  desde que cumplió los seis meses  ha comenzado la ablactancia que es es el periodo de transición ente una dieta basada en leche a una dieta basada en todo lo demás. Se supone que durante este tiempo el bebe aun recibe sus principales nutrientes de la leche materna pero va aprendiendo a consumir los sólidos y complementando su alimentación con ellos

El bizcocho come poco por no decir que casi ni come; tiene toda una técnica para dejar caer la comida de la boca  lo cual resulta harto frustrante para mi y sobre todo cuando uno oye historias de niños que comen bien y mucho y reclaman mas comida entonces uno se pregunta ¿qué estoy haciendo mal? ¿ cual es la fórmula secreta? y la respuesta es que cada niño es diferente y hay que tenerle paciencia.

El niño que comía de todo no era lactante, su madre le había dejado de dar pecho antes de los tres meses por lo cual ya tenia en su vida algo artificial: el biberón y la fórmula.

El niño no era alimentado por su madre sino por la niñera con lo cual eso de que come de todo hay que ponerlo en duda porque asi como el niño puede estar comiendo muy bien tambien es posible que sea igual de dificil que mi hijo pero que la niñera diga que todo esta bien. Yo conozco el caso de una familia que sorprendio a la niñera comiendose la comida del bebe y que sólo entonces comprendieron porque la niña no subía de peso pese a que “comía de todo y muy bien”.

Actualización:

El post lo escribi cuando el bizcocho tenía siete meses y medio, muchas cosas han pasado por el plato de mi pequeño y ni recuerdo quedaba en mi memoria de estos tiempos dificiles.

El bizcocho ya tiene dos años como de todo con mucha avidez, desde el año coge solo su cuchara y si tiene problemas con ella usa sus manos para ayudarse a comer y a ensuciarse de paso pero problemas alimenticios no tiene de manera alguna.

Cuando me contemplo en retrospectiva me pregunto qué hice bien con este pequeño niño que no hice con la princesa. Quizas fue la lactancia prolongada y el tiempo de exclusivo cuidado que le regale, quizás fue la paciencia que no se de donde saque, quizás fue simplemente que el tenìa en si mismo esta buena predisposición para la comida y solo era cuestiòn de que le agarrara el truco y el gusto.

No hay una fórmula, simplemente paso y ahora come muy bien.

 

Anuncios

ese agotamiento al final del día (y al principio y al medio también)

22 May

Al principio del día esta esa correteadera para que la princesa este lista para ir al cole; a la mitad del día esta la correteadera para que almuerce el Bizcocho (es todo un tema dar el almuerzo solido a un bebe), ir a recoger a la princesa al cole y que ella almuerce y al final del día todo lo que hay que hacer para que ambos niños se duerman.

Cuando por fin termina el día para mis hijos lo único que yo quiero es acostarme un rato para descansar, por lo general me duele la espalda y el brazo por haber tenido que cargar los casi nueve kilos del Bizcocho pero a veces si he sabido gestionar bien el corralito, el coche y la cuna no hay dolor pero si profundo agotamiento.

A veces sin querer me he quedado dormida y cuando mi marido ha llegado me ha despertado para cenar, a veces tengo la sensación que al llegar a mi casa, campo de batalla infantil durante el día, y encontrar a todos dormidos y en silencio él podría pensar que la vida es color de rosa y que esto de cuidar a los críos es un caramelito de limón.

Nota: redactado cuando la princesa tenía 3 años y el bizcocho 8 meses.

La mayonesa en mis papas

21 May

A la princesa le gusta mucho la mayonesa.

La probo por primera vez cuando ya tenía mas de tres años. El tema es que si pudiera se la comería con cucharita y es evidente que no se puede andar comiendo mayonesa como plato principal por lo cual trato de limitar mucho el consumo de dicho manjar.El otro día estaba cenando pollo a la brasa en casa mientras mis niños ya dormían y me fije en la cantidad de ajicito que había en mis papas y en la cantidad de mayonesa que tenian las papas de mi esposo dándome cuenta que la manzana no puede caer lejos del árbol y que hasta cierto punto estaba siendo incongruente con la mesura que le solicitaba a mi pequeña hija en comparación la que no demostraba respecto a mis propias papas.

El resultado es que para ser congruentes he limitado un poco mi propio consumo y he bajado un poco mi estres respecto al consumo de ella. Después de todo dicen que lo prohibido es mas deseado así que prefiero que coma conmigo con mesura a que un día a escondidas se sirva un plato de mayones y lo alrmuerce.