Archivo | noviembre, 2012

La princesa y la muerte

29 Nov

La princesa esta preocupada por la muerte.

Ayer me dijo: “Mami si tu te mueres Jesús me enviara otra mami??”

Yo pensé rápidamente que decirle que se quedaría sin mamá era muy triste así que dije: “supongo que si pero no te preocupes por eso ahora.”

Y ella replicó: ” pero yo no quiero otra mami yo te quiero mucho  a ti”

Me quede sin palabras y la abrace diciéndole que la quería y que no se preocupara por eso ahora.

La verdad mi mayor problema es que yo no creo que uno deba mentirle a los niños. Si yo le digo a mi hija que no voy a morir y mañana me atropella un carro y muero o simplemente me da un paro cardíaco o que se yo, mi hija no solo deberá sufrir por no tenerme a su lado sino que también se cuestionara todo lo que yo le he dicho  así que siempre le hablo con la verdad y la verdad es que algún día me moriré.

Tengo claro que no mentiré a mi hija sobre esto: la muerte es parte de la vida y sucederá tarde o temprano, saber que sucederá creo que lo hará menos doloroso aunque no evita que a mi me sobrecoja cuando ella me dice que moriré o que alguien que amo morirá.

Ese gateo que llega cuando debe llegar

26 Nov

Recuerdo mucho cuando fui a visitar a una amiga mía que tenia un hijito de aproximadamente ocho meses que la seguía de habitación en habitación gateando. LO recuerdo claramente porque el niño era rápido en su desplazamiento y no perdía  de vista a su madre y lo recuerdo xq mi hija nunca hizo algo así.

El bizcocho en cambio es  sumamente ágil en el tema del gateo, aunque solo lo hace sobre la cama y me da unos sustos cuando llega la borde porque no siempre mide que la cama acabó y puede resbalar muy peligrosamente.

Hay madres que se preocupan mucho por el asunto, lo sé porque es tema de conversación, pero lo mejor es dejar que los bebe hagan lo que pueden hacer cuando su cuerpo este preparado para hacerlo. La princesa ya daba pasitos en sus cuna y no tenia interés alguno en gatear hasta que vio a un niño mayor que ella haciéndolo y al día siguiente se puso a practicar y lo hizo excelente.

El bizcocho primero giraba sobre su cuerpo para irse movilizando, se estiraba para alcanzar las cosas y de pronto sin que nadie le estimulara el asunto levanto su cuerpo y comenzó a reptar un poco de panza y luego a gatear.

Ahora cuando ve algo que le llama la atención gatea y gatea hasta alcanzarlo!! lo que quiero es llevarlo a algún sitio donde haya piso de goma para que gatee con mas espacio porque porque ahora solo gatea en la cama y es un espacio muy chiquito donde yo siempre ando medio asustada de que se caiga.

 

La Princesa escribe su nombre

26 Nov
Daniela

La princesa 3 años 10 meses(25Nov2012)

Parecía un tardecita común dominguera. Escribió con crayola rosa, su color favorito a parte del amarillo y el morado. Escribió con mucha seguridad hasta Dani pero dudo un poco en La. La D todavía parece una bola pero sabemos que es una D porque fue la primera letra que reconoció desde los dos años.La princesa le dice “mi letra” y a veces llgo a cansarme de que me diga por la calle “mami, mami, mira alli esta mi letra!!” Las primeras veces siempre son emocionantes. Desde hace algún tiempo mi princesa tenia toda la curiosidad acerca de su nombre y como se escribe pero nunca le habíamos incitado a escribirlo porque todavía no tiene ni 4 años, sin embargo hoy ella nos dijo que podía escribir su nombre y lo hizo, su papá y yo hemos aplaudido emocionados!!

La tragedia de los hijos enfermos o mejor dicho la tragedia de dar medicamentos a los niños

1 Nov

Una de las cosas mas terribles para una madre es tener a tu hijo enfermo!!  tan solo una resfriado o ver a tu enano con su cara de desanimo rompe el corazón pero sucede, no importa cuan cuidadosa seas siempre hay algún bichito o germen por allí y zas atrapa a tus hijos.

La tragedia multiplicada por dos

La semana pasada he tenido a la princesa y al bizcocho con gripe, una gripe fea muy fea que tumbo a la princesa con fiebre muy alta y tenia ultra fastidiado al bizcocho (mientras trataba de atenderlos me preguntaba cómo hacen las madres que tienen tres o mas hijos, cómo hicieron nuestras madres? si con un par de hijos enfermos pareciera que faltan manos)

Yo le tengo miedo a la automedicación (en Perú es bien fácil ir a una farmacia o bótica, decir “me duele aquí” y un amable boticario con sueños de doctor te dirá tomate esto y aquello e incluso te inyectara alguna cosa) y la verdad cuando mis hijos están malitos rompo mi chanchito (alcancía) y los llevo al pediatra para que él me diga que hacer con ellos y claro dependiendo de que tienen les pueden recetar una recatafila de medicamentos que por muy pediátricos que sean saben a puaj!!

El problema de dar las medicinas 

Como casi siempre las medicinas saben a puaj!! y el discurso de “son para tu bien” difícilmente convence a un niño de tres años ni que decirles de a un bebe, entonces hay que llenarse PACIENCIA, de mucha mucha PACIENCIA!!

Para mi el mejor invento que han hecho los laboratorios es el vaso para dar la medicina porque eso de andar con la cucharita era una tontera, recuerdo que siempre terminaba derramándose algo, mi madre se iba para volver a medir todo y luego volvía al ataque era una cosa complicada, en cambio ahora con el vasito yo me paro frente a la princesa y le digo “hora de la medicina toma esto” ella me mira, pregunta que es y comienza a conversar, a argumentar y a dar todas las largas que se pueda (yo siempre creo que ella pretende cansarme para no tomar la medicina y a veces esta a punto de lograrlo) al final es posible convencerla porque con sus tres años y medio ya entiende bastantes cosas de la vida y ya sabe como es esto de las enfermedades.

Yo creo que respecto al asunto de dar medicinas a los niños hay  tres complicaciones

1. El sabor, no importa lo que hagan la mayoría de las medicinas saben puaj!!

2. El dispensador de la medicina, para los niños pequeños no existen las pastillas únicamente los jarabes y las gotas pero no siempre tu doctor te recetara según el dispensador que viene en la cajita de la medicina y allí comienzan los problemas. Me ha pasado que me recetan en mililitros y el frasquito trae una cucharita  o me recetan en gotitas y el frasquito no tiene gotero o me recetan en cucharitas y el frasquito tiene vasito y al principio corría en circulo sin saber que hacer pero a estas alturas ya tengo de todos los dispensadores y medidores especialmente los de los mililitros que son esenciales.

3. La actitud del niño y mientras mas grande es mas difícil porque cuando son chicos tu ves como pones el medicamento en la boca del niño pero cuanto mas grandes mas dominio de si mismos tienen y necesitas convencerlos y uno se cansa!!!

Las cosas feas: Inyecciones y Nebulizaciones

No son agradables pero a veces tienen que hacerse. Es importante que TU no manifiestes miedo ni uses estas cosas como amenaza (olvídate de decir: si te portas mal te pondrán inyección), tampoco vas a mentirle a tu hijo diciéndole que no duele porque vamos CLARO que duele pero es un ratito y dependiendo de la actitud (aunque también de la habilidad de quien pone la inyección) es casi nada. CONTRÓLATE, tu eres el adulto y aunque lo mas seguro es que a ti te duele tan solo la idea de que inyecten a tu pequeñin ni modo.

Otra cosa importante es que tu seas quien sujete a tu hijo porque en muchos servicios de emergencia aparecen tres enfermeras grandes para agarrar al niño y realizar el procedimiento lo cual puede resultar traumante para el niño.

En el caso de las nebulizaciones ni siquiera dejo que le pongan la mascarita, yo misma lo hago y yo misma abrazo a mis hijos mientras dura el asunto, amenizo el tema con canciones, cuentitos o jueguitos de su interes y el asunto pasa. A mis dos hijos los han nebulizado y el bizcocho no ha llorado ni una sola vez.

En el caso de las inyecciones ya sabemos que si son mal puestas tantas cosas pueden pasar así que allí si mi esposo y yo hemos sujetado fuerte a la nena mientras la enfermera hace lo suyo. Mi hija le teme igual a las inyecciones porque le han dolido pero que hacemos a veces no hay de otra.

El secreto de todo: Paciencia

No importa lo que suceda hay que ser paciente y mantener la calma. El niño necesita que uno este calmada y que no se rinda ante la enfermedad, el niño necesita que uno lo engría un poco (recuerdas a tu mami haciendo la sopita de pollo?) y confiar en el pediatra. Es difícil lo del pediatra porque a veces una va de uno en otro y nunca siente confianza nunca siente que los cartones de la pared son suficientes para cuidar de la salud de tu pequeño pero definitivamente ellos son doctores y nosotros no.