Archivo | octubre, 2012

La granja

31 Oct

Es el mes de los animales en el cole y han hablado de distintos animales: una semana fueron los animales de la selva, otra los animales de la granja y los productos que nos dan, otra las mascotitas y como parte de este trabajo llevaron a la princesa con todos sus compañeritos a  la granja. Dicho sea de paso que me encanta la manera en que la hacen vivenciar las cosas que van trabajando porque las cosas no se quedan en el papel sino que se vuelven concretas.

La princesa regreso muy contenta porque había acariciado a los pollitos con dos deditos (porque son delicaditos), se había subido a na carretita tirada por un burrito, había dado de comer a los pollitos (y su amiguita Camila le había prestado maíz cuando se le acabo el que ella tenia), acarició al conejito marrón porque el blanco no se dejaba porque según contó parecía que tenia algo de miedo.

Me dijo que sus amiguitos le dieron de comer a la vaca pero que ella no había querido darle porque le dio un poco de miedo su boca taaan grande y que la vaca se llamaba Reyna luego me dijo:

“mami podemos tener una vaca que se llame Reyna?”

Yo casi me desmayo, tuve una visión de una vaca con sus manchas blancas y negras comiendo pasto en medio de mi sala y no se porque solo pensaba en el poco espacio que quedaría para andar si la trajéramos, pensamientos absurdos que rondan la mente de una a veces.

Source: google.co.uk via Maxine on Pinterest

 

Y respondí: “hijita, si no podemos tener perrito menos vaca.”

La princesa me miro con sonrisa picara y dijo: “no pues mami, una vaca de juguete que se llame Reyna, una vaca de verdad es muy grande”

Yo me sentí realmente tontina.

Diente de Bizcocho

30 Oct

Cuando el Bizcocho cumplió cinco meses me andaba preguntando porque seguía tan desdentado, después de todo su hermana había tenido su primer diente a los cinco meses exactamente  pero nada  me seguía regalando sonrisas desdentadas.

Hasta que un día casi entrando a los seis meses zas! apareció el primer diente en la parte de abajo de su boca un diente lindo y chiquitín que como lo hizo sufrir. Es que esto de la salida de dientes es medio fastidioso el bebe babea un montón y comienza a meterse cosas a la boca para rascarse las encías porque le fastidian y aunque venden juguetitos especiales para que se los ofrezcas en estos trances igual el bebe quizas prefiera coger la mantita o el borde de su manguita o quizás su mismo babero para rascarse su boquita.

En mi experiencia para estos trances uno debe:

1. Tener mucha paciencia porque el bebe se pone algo irritable (y digo algo porque depende de cada bebe hay desde los que solo andan fastidiados hasta aquellos que lloran y lloran y hasta fiebre les da y hay que darles antipirético para que pasen el mal momento)

2. Tener a la mano algo para que chupen, es importante recordar que sea algo que el bebe pueda manejar (ni muy grande ni muy chico) hay pues esos que se refrigeran para que estén fresquitos  aunque quizás el bebe prefiera esos juguetes que tiene cintitas y cosas con texturas.

 

Si eres muy afanosa tu misma le puedes hacer el juguete al bebe con el patrón que hay en este link, yo tengo muchas ganas de hacer algo así pero el tiempo siempre me gana.

3. Muchos baberos porque el bebe babeara un montón y no quieres que ande mojándose el pechito y la ropa.

El bizcocho estuvo fastidiado pero orgulloso de su primer diente tanto que hasta abría la boca y se reía cuando yo decía miren tiene su primer diente. Lo mas gracioso es que al día siguiente le salió el segundo diente y ahora anda con sus dos diente inferiores.

Lo malo de todo esto es que tiene una mandibula muy muy fuerte y cuando muerde algo ayyyy!!! que dolor  incluso llega a dejar marca de sus dos dientes en las cosas que muerde no se porque tiene ese afán mordedor que la princesa nunca tuvo.Hoy con 7 meses sigue con dos dientes.el bebe mas bello del mundo!!

En cuanto a la lactancia, cuando recién salieron los dientes a veces me daba unos mordiscones que me hacían doler pero ya nos hemos adaptado, ya no muerde el pecho salvo que se acabe la leche y entonces ya se que debo cambiarlo de lado.

La princesa y Manchita

30 Oct

La princesa ya esta grande, va al colegio y regresa conversadora.

El otro día llego y tuvimos el siguiente dialogo:

Princesa: “mami quiero tener un perrito que se llame manchita”    

Yo:(pensando que era  muy bonito el nombre del perrito, le di mi ensayada respuesta para estos peludos asuntos)                                              “en el edificio no esta permitido tener perritos así que no podemos tener”.

Princesa: “pero fácil mami, mudemonos y así podemos tener a manchita”

Ni que decir que me quede sin mucho argumento porque a la princesa no le voy a hablar de la economía y el mercado inmobiliario.

La realidad respecto al tema es que aunque me encantaría tener un beagle al que me gustaría llamar vodka no creo que sea buena idea tener perro y allí me ha caído a pelo la prohibición del edificio (prohibición que existía  desde antes de mudarnos y por la cual la junta de vecinos ha tenido algunas batallas pero siempre la prohibición ha seguido allí) . Soy alérgica a muchas cosas y mi marido también, obvio que mis hijos tienen predisposición a la alergia y por ende tratamos de no exponerlos a ciertas cosas  para evitarnos mas episodios médicos.Y ya sabemos que tener un perro  a parte de la responsabilidad que se puede aprender y todo el amor que se puede dar y recibir también trae mucho pelo por todos lados, cosas babeadas, olor a perro y un largo etc.

Por otro lado creo firmemente que tener un perrito es como tener un hijito mas, con ello quiero decir que si lo adopto lo adopto para toda la vida!! no hay opción a devolución, cambio ni nada parecido, lo tengo que aceptar con sus defectos y virtudes y por ende si alguien no esta dispuesto a asumir TODA esa misión no debe tener un perro, tener un perro no es un juego ni cosa de momento es un compromiso y yo no creo poder sumar ese compromiso a los que ya tengo.

Así que con penita tengo que resignarme a no aumentar mi familia.